La deuda exterior de España pulveriza otro récord y ya equivale a 1,76 billones

Posted on


Cotizalia.com

@Carlos Sánchez – 05/04/2010 06:00h

El endeudamiento exterior de España no cede. Continúa subiendo -aunque de forma más moderada– pese al intenso proceso de desapalancamiento que se han visto obligados a realizar los agentes económicos, principalmente familias y empresas, a consecuencia de la crisis y la falta de crédito. Las administraciones públicas, por su parte, continúan emitiendo deuda de forma extraordinaria para hacer frente a los enormes agujeros presupuestarios.

Las cifras más recientes del Banco de España –correspondientes al cuarto trimestre de 2009- reflejan que el endeudamiento exterior se sitúa ya en 1,76 billones de euros. Se trata,  de largo, de la cifra más alta jamás alcanzada por la economía española, y supone un aumento del 5,7% respecto del mismo periodo del año anterior. Desde el comienzo de la crisis, lejos de disminuir, ha seguido creciendo, en un 13% desde el cierre de 2007. Pero si se compara con los datos de 2005, resulta que la deuda exterior de España ha crecido nada menos que un 54%. Esto quiere decir que ya representa el 168% del producto interior bruto (PIB).

La cifra es relevante no sólo porque sigue creciendo, sino sobre todo por el hecho de que son las administraciones públicas las que han tenido que acudir con mayor asiduidad al capital extranjero para obtener financiación. El endeudamiento público exterior ha crecido nada menos que un 28% en el último año, hasta los 298.768 millones de euros. De esta cantidad, alrededor del 85% está suscrito a largo plazo. O lo que es lo mismo, hay que devolver 229.356 millones a un plazo superior a un año.

Los datos del Banco de España se presentan en términos brutos, por lo que para saber realmente cuánto debe este país al extranjero hay que restar lo que le deben los agentes económicos exteriores, tanto públicos como privados. Y lo que reflejan las estadísticas es lo siguiente. Con datos correspondientes al cuarto trimestre del año pasado, la posición de inversión internacional de España frente a no residentes de la zona euro se sitúa ya en 983.400 millones de euros. Pero si se excluye al Banco de España, se estaría hablando ya de un endeudamiento neto equivalente a 1,027 billones de euros.

Se trata, igualmente, de un nuevo máximo histórico, y supone un aumento del 10% respecto del año anterior. Para hacerse una idea de lo que supone hay que tener en cuenta que en 2001 ascendía a 311.000 millones de euros. Es decir, que en apenas ocho años se ha triplicado ampliamente.

Con estos datos a la vista, España se consolida como una de las naciones desarrolladas más endeudadas con el exterior en términos netos. Y desde luego por delante de los países señalados con el dedo como los más frágiles, lo que ha provocado tensiones en los mercados de deuda, Mientras que el endeudamiento neto de España representa el 98% del PIB, en Grecia se sitúa en el 87%. El endeudamiento de Portugal es ligeramente superior, equivale a un 108% de su producto.

El fuerte aumento del endeudamiento exterior a partir de los primeros años 2000  tiene que ver con las necesidades de liquidez para financiar el gran aumento de la actividad económica, fundamentalmente vinculada al sector de la construcción. A partir de 2008 se ha producido un fuerte desapalancamiento de los agentes privados, pero el sector público ha tomado el relevo, lo que explica que el saldo entre activos y pasivos continúe creciendo.

¿Qué es la deuda externa?

La deuda externa de un país, tal como lo define el Fondo Monetario Internacional (FMI), comprende los saldos de todos los pasivos frente a no residentes que van a dar lugar a pagos por amortización, por intereses o por ambos conceptos. Por lo tanto, incluye todos los instrumentos financieros, excepto las participaciones en el capital y los derivados financieros, ya que estos dos tipos de instrumentos no suponen, necesariamente, la realización de pagos.

Como se ha dicho, los datos oficiales reflejan que España continúa siendo uno de los países del mundo con mayor deuda externa. Según  The World Fact Book -una publicación estadística editada anualmente por la Central de Inteligencia de EEUU- España ocupa la sexta posición en términos absolutos, cuando se trata de la duodécima potencia mundial en términos de poder adquisitivo, lo que permite hacer comparaciones.

La lista de deudores la encabeza EEUU, históricamente el país que más necesita del ahorro exterior. Pero teniendo en cuenta que la economía de EEUU es diez veces más grande que la española, en este caso la relación es de seis a uno, lo que significa que España está mas endeudada que el gigante norteamericano, una auténtica trituradora a la hora de captar fondos del exterior. En particular de China y de los países emergentes con balazas de pagos ampliamente con superávit.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s