JULIÁN PAVÓN Y SUS CLASES DE ECONOMÍA

Posted on Actualizado enn


Hace unos meses que publiqué en el blog un video muy didáctico de una conferencia de Julián Pavón en relación a las políticas Keynesianas.  Para verlo pulsa en el siguiente enlace: Muerte y resurrección de Keynes

He encontrado  otros 6 videos del profesor que os pongo a continuación:

Anuncios

10 comentarios sobre “JULIÁN PAVÓN Y SUS CLASES DE ECONOMÍA

    economiaynegocios escribió:
    mayo 28, 2014 en 6:42 pm

    He llegado a este blog por casualidad y me parece bastante interesante. Un saludo compañero.

    L.Pérez escribió:
    enero 10, 2014 en 4:37 pm

    Soberanía popular de la moneda, fin de la moneda-deuda.
    http://www.simec.org

    ANT_12 escribió:
    febrero 19, 2013 en 1:36 pm

    Me ha gustado mucho las explicaciones de economía sobre la crisis actual en España y la estrategia de China en su politica economica internacional, de todas formas creo que se hace mucho hincapié erróneo, desde mi punto de vista, que las causas actuales de la crisis española sea el despifarro del gasto público en los años de bonanza económica, creo que la deuda pública española era de las más baja de las economias europeas y el dificit de las cuentas públicas no se debía a un despilfarro del gasto sino más bien a una caida vertiginosa de los ingresos públicos como consecuencia de la búrbuja inmobiliaria donde las entidades financieras privadas han fomentado durante años con la premisa inalterable que el precio de la vivienda siempre seguiria subiendo; hecho erróneo como se está demostrando.
    ¿Cuanto es la deuda privada que tiene las entidades financieras con los bancos extranjeros, sobre todo alemanes?
    Creo que ése es el origen y la causa fundamental de la actual crisis económica española y como la politica alemana defensora de sus bancos está imponiendo a España por un camino que solo beneficia a sus bancos y perjudica la posible recuperación económica de España tanto a corto como a medio plazo.
    Deuda privada que ha construido cerca de 2.000.000 viviendas sin posibles ocupantes y yéndose la mano de obra inmigrante que se ha utlizado para su construcción sufriendo una despoblación que hará más dificil su posible ocupación.
    Desde mi punto de vista, la politica económica del sector público ha sido acertada en términos generales aunque es verdad hacer aeropuertos sin aviones y otras infraestructuras han sido nefasta pero se mantenía en un porcentaje de deuda aceptable y aunque es verdad las infraestructuras podía haber tenido en cuenta la red ferroviaria de mercancias, no se puede negar que España es un pais turístico y ahi está esas infraestructuras.
    Ha habido un descontrol en la concesión de crédito para la construcción de viviendas sobre la premisa falsa de que el precio de la vivienda nunca bajaría que ha hecho que la estimación de la deuda privada de las entidades financieras suponga un 300% ó más del PIB.
    Quien paga éso?
    Deuda privada que se está conviertiendo en Deuda Pública para sanear unos entidades financieras que han sido la causa nuestra actual crisis.
    Hablar de excesivo gasto público por muchos funcionarios o las infraestructuras realizadas es marear la perdiz y desviar la atención sobre la mala gestión privada y descontrol de las entidades financieras en la concesión de crédito y la deuda privada que mantienen con los bancos extranjeros imponiendo su politica que será nefasta para salir de la actual crisis económica.
    Un saludo y gracias por leerme!

      rafa escribió:
      diciembre 10, 2013 en 6:54 am

      “Ha habido un descontrol en la concesión de crédito para la construcción de viviendas sobre la premisa falsa de que el precio de la vivienda nunca bajaría que ha hecho que la estimación de la deuda privada de las entidades financieras suponga un 300% ó más del PIB.”

      Esa es la razón de la crisis, y la solución es simple. Exigir un coeficiente de caja del 100% a los bancos para que dejen de crear dinero de la nada y solo se invierta con AHORRO REAL en proyectos empresariales sostenibles, y poco a poco, creando PYMES y trabajo de manera sana y duradera. Y cuanto más flexible sea el mercado laboral, más rápida y menos dolorosa será la reestructuracón de la mano de obra.

    klaus filsecker escribió:
    diciembre 28, 2012 en 7:52 am

    Profe, gracias por vuestra claridad, desde Chile le envíio un caluroso saludo. Me gustaría, sinembargo que buscara en youtube a ARCADI OLIVERES y luego pudiera desde sus conocimientos publicar algunos comentarios

    Romni Yepez escribió:
    agosto 4, 2012 en 3:10 am

    Excelente. Gracias por compartir.

    Enrique Casado escribió:
    enero 3, 2012 en 10:34 pm

    ¿Mejoras? Pues si, una, te voy a resumir todo lo que has dicho en sólo un par de líneas: propones seguir fomentando la inversión (o sea, rentas de los empresarios), y eso, sobre hoy en día, a costa de seguir asfixiando el consumo, que está agónico. Punto.

    A ver, Manuel, un niño de teta sabe que la inversión (from rentas empresariales) está muy bien, pero ni no le baila al compás el consumo (from rentas salariales), todo ese beneficio empresarial no se irá a invertir en la economía real, sino en lo que ahora por ejemplo se hace: especular con derivados financieros (futuros de alimentos a escala planetaria, y materias primas esenciales para la industria) y con deuda soberana (mordiendo la mano que les está rescatando). Es decir, LASTRANDO la economía global.

    Manuel (& todos tus correligionarios hayekiano-fascistas), ¿nos estáis tomando por gilipollas y subnormales? Pues déjame decirte que acertáis. Está la ciudadanía global tan anestesiada por la TV y el fútbol, que sigue tragándose las recetas PPSOEianas que les estáis administrando, y vuestras argumentaciones estúpidas como las tuyas y las del descerebrado de Pavón. Los que estamos despertando, que somos poquísimos, es cierto, pero aumentando deprisa, estamos ya reafilando un instrumento neoclásico esencial para la regulación de los “mercados”: la GUILLOTINA, y te apuntamos en la lista de espera.

    En cuanto al tontolabas del Pavón, sólo unas palabras: yo te voy a decir lo que es “modelo parasitario” (lo que describes de China es EXACTAMENTE lo mismo que hacen con su producción industrial EEUU, Alemania y Japón, so ciego): parasitismo es especular ( a no confundir con “invertir”, que es sacar el beneficio del dividendo, Y NO de la plusvalía, listos). El inversor gestiona eficientemente el flujo de capitales y gestiona la producción, aportando un VALOR AÑADIDO (mirad en Wikipedia lo que es, panda de ignorantes) a la sociedad, mientras que el especulador (que es el 90% de todos los movimientos de la Bolsa) no aporta NINGUNO. La especulación debería estar abolida y penada con la muerte por parasitismo social.

    Y encima dándoselas de expertos, no te j…

      rafa escribió:
      diciembre 10, 2013 en 6:48 am

      Y ahí el único paso que faltaría sería un tipo bajito y con bigote que propusiera un par de medidas “populares” y ya estariamos inmersos de vuelta en el nacional-socialismo. Déjame explicarte que confundir neoliberales con fascistas no tiene ningún sentido, Hayek estaba en contra del polilogismo ya fuera de razas o de clases, cosa que tenéis bien metida en la cabeza los comunistas, lo que ya es el colmo es que se culpe a la escuela austriaca de la crisis inmobiliaria! Tengo que explicar el problema de la expansión crediticia artificial mediante los bancos trabajando con reserva fraccionaria y bajando a tipos ridículos el interés? Promoviendo las malas inversiones sistemáticas de los empresarios que en 2001 se lanzaron como locos emborrachados por los créditos baratos a hacer casas que o no se venden o ni se terminan? Claro que eso se notó en 2008 con la destrucción de casi 200.000 empresas y en consequencia el aumento terrible del paro, falacia tras falacia sin respaldo teórico para justificar intervencionismo y estado de “bienestar”, Argumenta algo de lo que dices Enrique, tu post solo son descalificaciones a diestra y siniestra, demuestras lo poco que sabes de lo que opinas y no das siquiera alternativas a las teorías de ciclo económico de la escuela austríaca, que ya previeron de antemano la crisis. Mírate algun video del Dr. Jesús Huerta de Soto y llena esa cabecita tuya de algo más que simple paja.

    Carlos Roces escribió:
    diciembre 14, 2011 en 2:20 pm

    De acuerdo con los planteamientos del Profesor Pavón.
    ,.,

    http://www.buscolu.com/index.php?noticia=00010576

    Manuel Sánchez escribió:
    marzo 31, 2011 en 11:00 am

    La solución definitiva del desempleo

    Cuando se producen vaivenes en la economía a nivel mundial, por fuerza más tarde o más temprano todos los países tienen que adaptarse a ellos, estos vaivenes pueden ser pequeños y se asumen en poco tiempo o bien ser amplios y tardar más tiempo en encajar sus efectos, en este caso es cuando hablamos de crisis.

    Las culpables de tardar más o menos tiempo en esa adaptación son las inercias y rigideces de la economía que no son pocas, y quizás la principal de ellas en las economías modernas es la rigidez de los salarios y las pensiones que son intocables a la baja.

    Pero la realidad es tozuda, como he dicho antes, “por fuerza más tarde o más temprano todos los países tienen que adaptarse a ellos”.

    Pero entonces ¿como se adapta una economía que está pidiendo a gritos una bajada de salarios?

    La solución actual es esperar a que caigan un número suficiente de empresas incapaces de pagar esos salarios y volviendo a abrir otras que contraten a los mismos trabajadores pero con salarios inferiores o bien a base de ERES despedir a empleados fijos para que igualmente terminen cambiando de empleo con remuneración inferior, todo ello adornado de subvenciones y exenciones fiscales. Solución lenta, costosa y sobre todo injusta porque al final los que se sacrifican son sólo una parte de los trabajadores, aquellos a los que les cogió en empresas más débiles, mientras todos aquellos que tuvieron suerte por estar en la administración o en las empresas que no cayeron, siguen con sus sueldos intactos.

    Los países que tienen moneda propia, que ya no es el caso de España, tienen una solución un poco más rápida, menos costosa y bastante más justa aunque no libre de inconvenientes, que es poner a funcionar la máquina de los billetes, esto devalúa la moneda nacional con lo que disminuyen las importaciones, aumentan las exportaciones y con ello el empleo, esta medida produce inflación con lo que los sueldos pierden valor adquisitivo, así pues lo que en realidad se produce es una bajada general de salarios y pensiones.

    Recientemente, se están escuchando propuestas de ligar los salarios con la productividad. ¿La productividad de quien? del trabajador, de la empresa y ¿como se mide? Entre otras cosas sería injusto y desde luego complicadísimo de implementar en la mayoría de los trabajos y probablemente al final los salarios seguirían siendo rígidos.

    Bueno, pues aquí expongo mi modesta idea para liberarnos del paro para siempre:

    Consiste en establecer un Coeficiente corrector de salarios y pensiones cuya cuantía fijará periódicamente el Gobierno, el Banco de España o el organismo que se considere oportuno y que iría ligada a la tasa de desempleo.

    Dicho coeficiente tomará valores por debajo de 100%, igual que 100% o por encima de 100%.

    Este coeficiente afectará al cobro de toda nómina, pensión, prestación por desempleo o cualquier cantidad que reciba cualquier persona física que tenga origen en un trabajo y cuya cuantía esté fijada por contrato, convenio colectivo o cualquier otra fórmula que impida a una de las partes exigir libremente la modificación de dicha cuantía en el momento que lo desee.

    De esta forma habrá periodos de bonanza en los que se cobre más que el salario nominal, periodos de crisis en los que se cobre menos que el salario nominal o periodos neutros en los que se cobre exactamente el salario nominal. Es decir no se modifica el nominal del salario sino el líquido a percibir.

    Lógicamente la libre negociación de los salarios y las revisiones anuales por el IPC siguen su curso independientemente de este coeficiente.

    Una fórmula objetiva para calcular ese coeficiente podría ser la siguiente aunque por supuesto se puede discutir:

    Coeficiente corrector = 110 % – 2 x Tasa de desempleo en %

    Estableciendo un límite inferior en 90%

    Con lo cual el coeficiente sería = 100 con un tasa de paro del 5%, tomaría valores por encima de 100 con tasas de paro inferiores al 5% y bajaría por debajo de 100 con tasas de paro superiores al 5%, si bien no bajaría de 90 para tasas de paro superiores al 10%.

    El cambio de coeficiente se haría por semestres o años para darle cierta estabilidad.

    En principio dicho coeficiente puede ser el mismo para toda España aunque se podría estudiar discriminar por regiones para impulsar las regiones con más desempleo.

    La idea en definitiva, es ligar los salarios con la tasa de desempleo de una forma objetiva y sencilla provocando su autocorrección, en vez de con la productividad que no sería objetiva y mucho menos sencilla.

    Los primeros que se opondrían a este instrumento serán los dirigentes sindicales, argumentando que esto va en beneficio de los empresarios y en perjuicio de los trabajadores, nada más lejos de la realidad, para los empresarios la mano de obra al fin y al cabo no es más que un coste más de su empresa y lo repercuten en los precios exactamente igual que una materia prima más, así si le bajan los costes salariales bajarán los precios de sus productos y venderá más con lo que tendrá que contratar más empleados que es lo que estamos pretendiendo.

    Esta medida beneficiaría a todos aquellos que por culpa de la crisis tienen que pasar por el calvario de perder su empleo y permanecer en el paro el tiempo suficiente para resignarse a aceptar otro empleo mucho peor que el que tenían. Los empresarios también se benefician pero no por que se estén quedando con el sueldo de sus empleados, que como ya he dicho lo descuentan de los precios, sino porque muchos de ellos no tendrán que cerrar su empresa perdiendo mucho dinero y años de sacrificio.

    Los únicos que aparentemente salen perjudicados son los empleados de la administración y todos los que por suerte tenían un puesto fijo en una empresa que no tuvo que cerrar durante la crisis, pero en realidad de sus sueldos tienen que salir las prestaciones por desempleo de los nuevos desempleados.

    En definitiva no perjudica a nadie y se beneficiaría toda la sociedad, pues en la medida que se pueda reducir el drama de ver cerrar las empresas se reducirá el coste económico y social de una crisis.

    Manuel José Sánchez Fernández

    torremol@wanadoo.es

    (Se admiten mejoras)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s