El BCE, el lobby de la banca

Posted on Actualizado enn


Artículo publicado por Vicenç Navarro en el diario PÚBLICO, 8 de diciembre de 2011

Este artículo señala que el mal llamado problema de la deuda pública con los intereses exagerados que los países tienen que pagar para cubrir su deuda tiene poco que ver con la confianza de los mercados y mucho que ver con la manera como se diseñó el Banco Central Europeo, impidiendo que los Estados se protegieran frente a la especulación de los mercados financieros. El artículo señala que este diseño se hizo para potenciar los intereses del capital financiero, utilizando el Banco Central Europeo como mecanismo de reducción de los salarios y privatización del Estado del Bienestar.

Ver artículo en PDF

Anuncios

2 comentarios sobre “El BCE, el lobby de la banca

    Carlos Roces escribió:
    enero 22, 2012 en 3:29 pm

    Los gobiernos europeos siguen sin enterarse de que están abocados al suicidio económico, si no cambian radicalmente sus enfoques.

    Carlos Roces escribió:
    diciembre 14, 2011 en 2:45 pm

    Delfín Colome publicaba en El País, en 2006, un artículo que analizaba con mucho sentido común los problemas y oportunidades a las que se enfrenta Asia y el papel de Europa en el siglo XXI. Esto es sólo una muestra:

    -“Con el desarrollo consolidado de Japón, Corea, Singapur o Taiwán, los espectaculares tirones de China o la India, el aparente conjuro de los males que llevaron a la crisis del 97, s…e está manifestando, entre los propios asiáticos, una ostensible generación de confianza. Y todo ello hace que miren a Europa como si fuera una vieja dama, digna -eso sí- pero con sus días contados; además de asustada por el rosario de prejuicios que la atenazan: las deslocalizaciones industriales, la invasión de textiles -por ejemplo- y otros productos elaborados a ínfimos costes, los métodos ilícitos en el uso de los copyrights o el descontrol de un medio ambiente que puede tener repercusiones globales.
    Europa tiene que ser, desde ahora, mucho más proactiva en Asia, no sólo pensando en ganar dinero, sino en cómo implicarse más en todos los sectores del desarrollo asiático; el educativo entre ellos, facilitando más becas, articulando erasmus euro-asiáticos, posibilitando más y mejores conexiones y alianzas -con sentido totalmente estratégico- entre sus sociedades civiles y las asiáticas. […]

    Pero, sobre todo, sin temer que el XXI sea el siglo de Asia, que ojalá así fuera, porque ello no tiene que ser nada malo para Europa que, como decía Paul Valéry, “no es más que un pequeño accidente geográfico en un rincón de ese inmenso continente que es Asia”.

    Hoy, cinco años después, Europa sigue sin enterarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s